María Esther y Enrique, fórmula para el Senado

0
75

C R O N I C A S P O L I T I C A S
Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI)— Gonzalo Alemán Migliolo fue dirigente estatal de los jóvenes del PRI, presidente municipal de Aldama, diputado federal. Cuando sus amigos le reprochaban haber aceptado ser Secretario de Desarrollo Rural en el gobierno estatal del PAN, respondía: “muchas veces traté de incorporarme a la campaña de Baltazar Hinojosa Ochoa, pero nunca me atendió”.

Ayer, Alemán Migliolo renunció a ese cargo estatal que le otorgó el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, en correspondencia a los servicios políticos dados durante la campaña electoral del año anterior.

Es el tercer Secretario del Gabinete estatal panista que se desprende del aparato gubernamental en apenas ocho meses de gestión, pues antes aventaron el arpa la Secretaria de Salud Lydia Madero García y luego la Secretaria de Finanzas, una forastera de cuyo nombre ni nos acordamos.

Por supuesto, la carta dimitente invoca motivos personales, pero la verdad es que Gonzalo no soportó el desorden que prevalece hacia el interior del gobierno estatal panista, pero además porque no existe una voluntad política de enderezar las cosas.

El problema es que quien resulte designado como nuevo encargado de los asuntos del campo, tardará otros muchos meses en empaparse de los temas importantes, dando largas ooootravez, a los apoyos institucionales que no llegan a los productores.

El campo vive una situación desesperante igual que las ciudades, tanto por la narco-violencia como por la parálisis económica, y este nuevo tropiezo gubernamental presagia tiempos peores.

Los periodistas especializados en temas económicos están escandalizados por el freno que impide ejercer puntualmente el presupuesto autorizado para 2017, por poco más de 40 mil millones de pesos.

Y son pesimistas en cuanto al porvenir, pues desglosan que la mayoría de este gasto fabuloso se irá en gasto corriente, es decir, en mantener el obeso aparato gubernamental, vulgo, la burocracia.

No ha habido obra pública en lo que va del año y las licitaciones se limitan a suministros de medicamentos, que recayó en una empresa de Oaxaca, famosa por las denuncias presentadas en su contra, por precios inflados.

El Gobernador Cabeza de Vaca mantiene una comunicación distante con los presidentes municipales (no ha recibido a ninguno, en palacio de gobierno, para una concertación formal de trabajo); está divorciado de la prensa al mantener estrangulado el presupuesto de comunicación social; se regodea exhibiendo un Congreso sumiso, obediente, lacayo.

Y las expresiones de violencia mantienen ensangrentado a todo el territorio tamaulipeco, sin que exista una reacción gubernamental enérgica, definitiva, contundente, poderosa, tajante, rotunda, que devuelta a los ciudadanos la esperanza en un mejor destino.

Algunos tamaulipecos suspiran con nostalgia al evocar aquel mitin ocurrido en San Fernando el 11 de mayo de 2016, donde el candidato del PRI a Gobernador reveló haber sido él mismo víctima de los delincuentes.

“Que les quede bien claro, (cuando seamos gobierno) vamos a hacer bien las cosas en el tema de seguridad. Ninguno de esos grupos, del color o letra que sean, nos van a seguir molestando. Conmigo se van a chingar”.

Pero el hubiera no existe…
En asuntos políticos, el joven Enrique Arreola Vidal, aspirante a candidato a presidente del PRI estatal, anunciará hoy en Matamoros que se propone recomponer las cosas hacia el interior del partido, eliminar la nefasta influencia de Egidio Torre Cantú y recuperar la vigencia de los valores básicos, extraviados con Aída Zulema Flores.

Arreola, ex dirigente de los jóvenes del PRI, cree que una fórmula ganadora para recuperar los escaños en el Senado, ocupados por el PAN desde hace 12 años, debe estar integrada por la licenciada María Esther Camargo de Luebbert, de Reynosa, y por Enrique Cárdenas del Avellano.

También tiene en mente crear una corriente entreverada donde brille la experiencia de políticos veteranos, con los impetuosos jóvenes que llegan con ideas innovadoras. Tendrá un grupo asesor integrado por los aspirantes que compiten por el mismo cargo, excepto Sergio Guajardo, por razones obvias.

Enrique Arreola inaugurará en los siguientes días, una gran oficina de asistencia jurídica gratuita, que se hará cargo de la defensa de los cientos de trabajadores del gobierno del Estado, que han sido despedidos sólo por su militancia partidista.

También emprenderá el joven político, un movimiento a nivel estatal, para recabar miles de firmas que respalden ante el CEN del PRI, la solicitud de expulsión de sus filas, de Egidio Torre Cantú, por corrupto y traidor.

A propósito de corrupción, el Grupo Reforma descubrió otro caso de contratos asignados mañosamente a otro prócer de la iniciativa privada, en la CFE, por un monto superior a los 11 mil millones de pesos en apenas un lapso de 4 años.

El empresario se llama Carlos Peralta y fingía con la complicidad de la empresa de clase mundial, competir por contratos registrando ofertas de dos firmas, para excluir a otras. Las dos son de su pertenencia.

Enrique Ochoa Reza era director general de CFE cuando Peralta obtuvo muchos de esos contratos. Ambos, Ochoa y Peralta, fueron invitados de honor, con sus esposas, en la boda de la hija de otro campeón de la corrupción, Carlos Romero Deschamps.

En temas amables, el presidente municipal de Matamoros, licenciado Jesús de la Garza Díaz del Guante, hizo un recuento de inversiones que están en puerta gracias a las gestiones hechas en otros órdenes de gobierno y en la iniciativa privada.

Chuchín está convencido que Matamoros encara un futuro promisorio que lo consolidará como polo de inversiones que transforma su imagen y se proyecta hacia otros estadios de superación.

Enumeró el jefe de Cabildo la inminente llegada del Museo del Ferrocarril, el Paseo Las Américas, el Parque Central así como el rescate del estero de la calle Oaxaca.

También se echará a andar el programa de pavimentación masiva de calles, con una inversión de 281 millones de pesos.
En tanto que en Río Bravo, el presidente municipal Juan Diego Guajardo Anzaldúa comisionó al secretario de desarrollo social y presidente municipal suplente, licenciado y profesor Roberto Yolotl Flores Peña, para informarse de las necesidades de 16 familias que perdieron sus casas y vehículos, en un gigantesco incendio ocurrido el sábado.

Fue un accidente que envolvió en llamas a 16 viviendas y 15 vehículos de la colonia Las Torres, un fraccionamiento donde viven profesores. El funcionario municipal dispuso que Protección Civil levante peritajes para medir el daño estructural de las casas.

También activaron gestiones para la reanudación de los servicios eléctricos y de agua potable, para que las casas que
sufrieron menos daño, puedan ser amuebladas y usadas por sus dueños.

El incendio fue producido por el choque de una camioneta con bidones llenos de gasolina robada, que era perseguida por policías y soldados. Los conductores consiguieron huir y la explosión ocurrió minutos después.

En Reynosa hubo el sábado por la noche nuevos enfrentamientos, con el resultado del abatimiento de dos sicarios. En episodios por separado, se halló el cadáver de un hombre semi-calcinado y a otro ejecutado.

También en Reynosa, se denunció el robo de dos vehículos y 80 becerros del rancho Los Ebanos, así como la desaparición de los empleados y la familia de uno de ellos, que cuidaban el lugar.

Y en otro evento, cuando menos 8 internos se fugaron del centro tutelar de Güemes, sin que las autoridades quieran dar información de las circunstancias en que ocurrió el escape de los muchachos.

Rematamos la columna con un saludo afectuoso para el abogado Humberto Zolezzi García, de Matamoros, por su cumpleaños.
Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

¿Qué opinas?