Magda Peraza y tu tercera traición al hilo

0
54

La ex alcaldesa de Tampico, Magdalena Peraza Guerra, prepara su plan B, su tercera traición, al estar en negociaciones ya con dirigentes perredistas, buscando que ese partido político la nomine como su candidata a la Presidencia Municipal, por si su presión sobre el tricolor no le da el resultado esperado, lo que seguramente no pasará. Primero traicionó al PRI, después al PAN y ahora va a traicionar al PRD. ¿Así o más claro? ¿Pues no que muy amiga de la Diputada Federal Mercedes del Carmen Guillén Vicente? ¿Pues no que muy leal a su actual Jefe, Antonio Martínez Torres, titular de la SEDESOL tamaulipeca? ¿No que muy leal a ella misma?

Lo que Magda creo que no ha medido, es que el PAN, partido político por el cual fue candidata por en Tampico, tiene una membresía real, que pesa, que vota, que decide y que gana elecciones. Y gracias a esa circunstancia, Magda ganó la Presidencia Municipal en la elección de 2013.

Sin embargo, el PRD no tiene una fuerza real, sustentada en votos y ello le genera posibilidades mínimas, casi inexistentes, de lograr el triunfo en el puerto. Ello, pues, de entrada, descalifica las intenciones de la maestra Peraza de ser nuevamente alcaldesa. Y el tema, de fondo, es que la maestra no tiene una línea de respeto político para los tampiqueños que los motive a sufragar por ella, adicional que la sociedad porteña no se siente satisfecha con los resultados de su gestión de gobierno del 2011 al 2013: muchas promesas-pobres resultados.

Tampico ha empezado a experimentar el crecimiento económico con importantes inversiones para obras de infraestructura en esta administración municipal. Ahí está operando ya el Canal de la Cortadura, obra grandemente esperada por los tampiqueños. Ahí está en proceso la construcción de los nuevos mercados. Bueno, ha sido esta administración de Gustavo Torres Salinas tan eficaz y eficiente, que al día de hoy ya cumplió con el pago de aguinaldos a todo el personal, administrativo y de confianza, que labora en el Ayuntamiento de Tampico, lo que habla de una administración ordenada.

No hay que ser magos para conocer los datos. La administración de la priista-panista-perredista Magdalena Peraza Guerra, más lo que se acumule esta semana, no logró dejar satisfechos a la ciudadanía. No cumplió con la gente. Magda, vamos, no cumplió ni con los suyos.

Por cierto, en sus tiempos de alcaldesa, a Magdalena Peraza Guerra le endilgaron varios adjetivos e imputaciones. Entre ellos, la acusaron de haber adquirido una propiedad en el exclusivo fraccionamiento Residencial Náutico en el conurbado municipio de Altamira, y para que no hubiera protesta o delito que perseguir, para taparle el ojo al macho, la maestra puso el costoso terreno a nombre de una sobrina. Y para nadie es un secreto que este fraccionamiento, Villas Náutico, es un sector de alta clase social y económica, en donde la raza, dirían algunos, no tiene cabida.

Cabe aclarar que el costo de las viviendas más modestas en ese sector altamirense fácilmente rebasa el millón de pesos y de las residencias ya mejor ni hablar, porque algunos bien enterados en el tema de los bienes raíces aseguran que su costo, dependiendo de la construcción claro, podrían rebasar los seis millones de pesos.

Lamentablemente, ni la Contraloría del estado ni el Congreso local pudieron decirle a los tampiqueños si las acusaciones contra la maestra Magdalena Peraza fueron reales o no. Y por lo pronto, entre los ciudadanos permea la duda de si este abuso de la ex alcaldesa fue real o no.

Entonces, la pregunta obligada es: ¿la maestra Magdalena Peraza Guerra, hija pródiga del sistema político tamaulipeca, nuevamente intenta amenazar y espantar con el petate del muerto? ¿El PRI de Tamaulipas la va a dejar que la amenaza se cumpla? ¿Habrán de cumplirle el capricho y nominarla nuevamente a la Presidencia Municipal de Tampico? ¿Los tampiqueños aceptarán de buena cuenta el chantaje y la amenaza? ¿De no haber negociación con el PRD iría la maestra a buscar la candidatura independiente?

En toda esta historia, si Magdalena Peraza cumple su tercera amenaza al hilo y se va al PRD, pierde Magdalena que apostará su capital político en una aventura sin sentido. Pero gana el PRD quien sin mayor presencia política podría lograr votos que le favorecieran a alcanzar una diputación plurinominal que por supuesto no sería para la ex alcaldesa porteña.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @ccortesgarcia.

¿Qué opinas?