Los amorosos de ocasión

0
66

Aquellos amantes que se encuentran clandestinamente para expresar su amor y dar rienda suelta a sus pasiones, los que tienen un tiempo, un horario y una fecha para demostrarlo se parecen mucho a los políticos que sólo demuestran su amor, amistad y compromiso con el pueblo en tiempos electorales.

Hay muchas similitudes entre una pareja de enamorados y los personajes que juegan a la política, son de tiempos, horarios, muchos se gestan clandestinamente y el único objetivo que tienen es dar rienda suelta a sus pasiones.

En México estamos en constantes elecciones, son más frecuentes, incluso que los años bisiestos que se registraran cada cuatro años, por ello a veces pierden expectación y hasta los esotéricos  se centran sólo en cuestiones superficiales de las mismas.

También lo constante de cada elección le quita la ilusión y hace sentir que el amor y la amistad de los encampañados es falsa, hoy se sabe que los astros les han iluminado para demostrar y sentir amor por la gente sólo cuando buscan el voto, amor que pocas veces durara todo el periodo de su gestión.

Terminó el mes de febrero el cual es el que marca la diferencia con sus 29 días en cada año bisiesto como este 2012, al parecer todo transcurrió en forma normal, se acabó el llamado mes del amor y la amistad, se terminó la mercadotecnia, pero los candidatos y sus seguidores siguen repartiendo sonrisas, palabras de afecto, jurando amor a propios y extraños, claro esas muestras terminaran apenas pase la elección porque ya después, igual que los amantes de ocasión, si te vi ni me acuerdo.

Para los políticos las fechas especiales son una oportunidad para seguir vigentes y se les ve amorosos por todas partes, aprovechando desde la mercadotecnia, los sentimientos humanos, hasta el miedo a lo desconocido.

Después de logrado el objetivo, de ganar la elección, sucede lo mismo que con el 14 de febrero, el pueblo queda en el olvido, hay quienes reaparecen como los años bisiestos cada nueva elección en busca de fama y fortuna pero con el mismo objetivo,  juraran amor eterno o pero a la hora de cumplir  se hacen los desentendidos.

Tristemente el amor y la amistad se han politizado y comercializado,  hoy parece que los políticos son especialistas en fingir amor, olvidan que la gente tiene sentimientos y no requieren de días, tiempos y espacios para demostrarlos cuando son verdaderos amores, pero también la agente olvida el olvido y vuelve a votar a favor de los mismos.

Poco les importa a personajes que venden ilusiones lo que sienta el pueblo que se convierte en su pareja ocasional, en tiempos de campañas andan en busca del voto amorosamente, como es el caso de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, y no es el único, de una manera u otra ese es el actuar de todos los que juegan a la política y buscan un espacio para tener fama y fortuna, desde los que quieren ser regidores,  hasta presidentes de la República.

Es la oferta de la amistad y cariño a cambio de votos, los tiempos políticos son exactamente igual a los de carnavales y los candidatos como cualquier amante de ocasión, donde los aspirantes a reyes o reinas practican su mejor sonrisa, gritan el amor y pasión que sienten, la diferencia es que unos lo hacen a solas y otros entre mas espectadores se tengan mejor, buscan reflectores y para ello ocultan las verdaderas intenciones bajo una mascara de alegría, risa, bondad, quieren congraciarse con el electorado pero al culminar la fiesta, sucede igual que con el 14 de febrero, todo vuelve a su normalidad y las muestras de cariño por el pueblo se quedan en el olvido, hasta la próxima elección.

Con los políticos no aplica ninguna regla, su amor es pasajero, no tienen compromiso con nadie más que con sus carteras, no se les entiende y así como hoy dicen una cosa mañana dirán otra, aparecen en periodos determinados para tratar de ofertar su amor, pero corretean sus pasiones sin importar que sea 14 de febrero o año bisiesto.

Vida.diariahotmail.com

 

 

 

¿Qué opinas?