Lázara…

0
49

Por extraño que parezca, Lázara Nelly y Marcelina Orta, que entran como candidatas en los distritos V y VII de Tamaulipas para ayudarle al PAN a cumplir con su cuota de género, impuesta por la ley electoral, le harán mayor daño que beneficio a su partido.

Lázara fue casi seis años Senadora de la República, en todo ese tiempo muy pocas veces se paró por Tamaulipas y cuando lo hizo fue para presumir su ropa de marca, sus  viajes, y hasta sus novios a sus antiguas amigas a las que decía conocer muy bien cuando la fortuna no le sonreía y era pobre que hasta se prestaban vestidos pero de las que luego renegó cuando ganaba 160 mil pesos por mes.

Que se sepa, Lázara como Senadora no le hizo ningún beneficio a su partido, se portó tan mal con sus correligionarios que en la elección para sacar a quienes competirían por las candidaturas plurinominales a Diputados no ganó, no pudo figurar en espacios cómodos, y la razón es que traía muy elevada su autoestima que veía a sus ex compañeros por debajo del hombro y eso le acarreo rencores y enemigos internos de manera gratuita.

Hoy el Comité Ejecutivo Nacional del PAN decidió mandarla de candidata por el distrito de Victoria, por el V, viene destinada a perder porque si en el Partido Acción Nacional nadie la quiere en la calle menos, para la ciudadanía es una ilustre desconocida, es una mujer que nunca hizo algo por beneficiar a la gente de este terruño.

En los hechos Lázara más que útil será una piedra más que tendrá que superar el PAN, lo dicho, los azules se esmeran lo más posible por allanarle el camino al PRI, por ponerle candidatos a modo, que nadie los conozca, y cosa peor en el caso de la Senadora, que tienen cuentas pendientes con sus compañeros al grado de que los odien al interior del partido y al exterior del mismo también.

Más triste se ve la situación cuando el PAN quita a su único candidato que podía competir, a Alejandro Felipe Martínez, que habían elegido en el distrito VII de Madero, y ponen a una mujer que no le hará ni cosquillas a Genaro de la Portilla que compite por la izquierda y menos al candidato del PRI, a Sergio Posadas, un petrolero que todo mundo odia, presunto corrupto, que no tiene las cuentas públicas de cuando gobernó Madero aprobadas, pero que prácticamente ganará por default, porque los otros partidos no pusieron candidatos confiables, solo por eso.

Todavía falta que los aspirantes que han sido eliminados como candidatos del PAN presenten sus impugnaciones en el tribunal electoral, y los registren a fuerza, será un tiempo perdido y el PRI seguirá avanzando cómodo rumbo al triunfo.

El panorama para los azules de verdad que no es nada alentador, a como vayan van a perder de manera arrolladora en este distrito, los dos aspirantes son chafas, y en el caso de Lázara hasta puede representarle odios internos y externos ante la incapacidad que tuvo la mujer para defender los derechos de los ciudadanos que representó indignamente como Senadora.

A fuerza de ser sinceros hay que decir que el PAN se metió en ese embrollo innecesario por cuestiones que no pudo controlar la dirigencia, los candidatos fueron electos en asambleas y no se podía prevenir una cuota de género cuando la militancia decide.

En contra del CEN del PAN hay que decir que nuevamente pasan por encima de su militancia, que designar candidatos en Tamaulipas parece una practica que les ha sido sencilla porque las dirigencias estatales nunca han podido defender los derechos de los panistas tamaulipecos al grado de que apenas se logra tener un candidato plurinominal (con posibilidades de ser) para diputado y cero para el Senado de la República.

Pero si el PAN se ve mal, peor situación atraviesa el Partido de la Revolución Democrática y su izquierda que ahora mismo parecen sicarios del PRI contratados para golpear al único que pudo hacer sombra al tricolor, a Francisco Javier García, pero que hoy parece negado a salir a la calle, parece que tiene miedo de ganar votos.

Le digo esto porque resulta que la candidata al Senado de la izquierda por Tamaulipas fue una regidora en el trienio que gobernó Reynosa Francisco García, y la mujer, de apellido Sáenz, recuerda muy bien como el ex alcalde se entregó a la corrupción y a las malas practicas de gobierno, con esa actitud la izquierda da la impresión de que fueron contratados para golpear, de que harán el trabajo sucio.

Es verdad, Cabeza de Vaca es sumamente cuestionado por la administración que tuvo en Reynosa donde se le acusó de corrupto, de hacer negocios con los entenados de Vicente Fox, los hijos de Martita, también que se transaron dineros de la Comapa de Reynosa, pero se ve muy mal que hasta hoy se acuerden de ello.

El caso es que todo parece deteriorado en el PAN, tanto que hasta el presidente Felipe Calderón da un informe que nunca se estilo y solo para exhibirse como azul sin darse cuenta que precisamente la gente lo odia y lo culpa de ser el causante de tantas muertes y tanta inseguridad que vivimos.

Tan mal andan los azules que no tienen de otra que recurrir a una candidata que les hará daño en lugar de traerles un beneficio, les hablamos de Lázara, y con eso parece cerrar la pinza esta situación que semeja una entrega total con el tricolor.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y al cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

¿Qué opinas?