La traición, Maki y el chipote chillón

0
54

En los últimos días de la semana anterior quedó de manifiesto el exceso de soberbia, o la falta de inteligencia, que mueven a la alcaldesa de Reynosa, Maki Esther Ortiz Domínguez, quien se mantiene aferrada a vivir enfrentada con todos los sectores de la sociedad reynosense, incluyendo las cámaras industriales y de comercio, el sector productivo, a los propios miembros de su gobierno, su cabildo, su familia y con ella misma.

Tal pareciera que Doña Maki se ve al espejo, se enoja y se enseña la lengua a si misma. De ese tamaño es el enojo de Maki con la vida. ¿Razón? Tal vez porque no fue gobernadora, lo que deseó con todo su corazón, aun no habiendo nacido en Tamaulipas y sin tener los méritos suficientes para ocupar ese cargo. Pero Tamaulipas sí cumplió con ella y en exceso, al haberla hecho regidora, diputada federal, senadora y hoy Presidenta Municipal. ¿Se imagina a Maki gobernando Tamaulipas? Yo personalmente no. Si con Reynosa no puede, y vea nada más como andamos, imagínese a todo Tamaulipas tan descompuesto como Reynosa.

El caso es que, debido a los acontecimientos vividos en las últimas semanas, las presiones y la inexperiencia, la chihuahuense ya alcanzó su nivel de incompetencia, porque tiene a la ciudad prácticamente paralizada y al borde del precipicio.

Mientras Maki repetía en Reynosa la pintoresca frase acuñada por el ex gobernador Egidio Torre Cantú de “aquí no pasa nada”, a Ciro Gómez Leyva, conductor de un informativo nacional le aseguraba: “Un infierno es el que nosotros vivimos no nada más el sábado, sino muchos días”. Así lo dijo la alcaldesa ese fin de semana en que se registraron más de 50 incendios por todo Reynosa, debido al operativo para detener a Julián Manuel Liosa Salinas.
http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=679058&idFC=2017

Después, la presidenta municipal de Reynosa, consideró “urgente” que la Federación implemente una estrategia de seguridad como la que se aplicó en Ciudad Juárez. ¿Será por qué Ciudad Juárez es su tierra natal? ¿Será acaso porque el simple hecho de pensar en sus orígenes le remueve sus sentimientos más profundos? Porque pudo haber pedido un operativo como el que se aplicó en Acapulco o en Veracruz. Pero no. Maki se fue al estado que mueve sus más caros recuerdos: Chihuahua. https://www.sdpnoticias.com/local/tamaulipas/2017/05/05/alcaldesa-de-reynosa-pide-aplicar-estrategia-de-seguridad-como-la-de-juarez

Y es obvio que esas estrategias de la federación, además de tácticas llevan recursos y muchos. Y Maki lo sabe y lo sabe bien. Pero, ¿para que querrá más dinero la alcaldesa si hasta el día de hoy no ha hecho nada? La ciudad es una tragedia. Problemas por aquí, problemas por allá y ella, Maki, montada en su macho de estar peleándose con todos.

En entrevista con Radio Fórmula, Ortiz Domínguez señaló que “su labor en este momento es anunciarle a la gente acerca de los lugares donde puede ser peligroso”. ¿sólo eso? ¿Cómo lo hace? ¿A través de qué medios lo hace? Porque también se ha amachado en sólo utilizar para sus famosísimos semáforos de riesgo las cuentas de Facebook y de twitter del municipio, así como el whatssapp que tiene para informar a la prensa. ¿Y quienes no tienen teléfonos inteligentes o no cuentan con Internet en sus teléfonos? Pues la alcaldesa los está condenando a ser daño colateral con los riesgos que usted y yo sabemos. No quiere invertir un peso partido por la mitad en nada. Maki, ha demostrado a lo largo de estos meses que lleva sentada en la principal silla municipal, que ella, su hijo Carlitos con cero experiencia en nada, al que tiene al frente del DIF, y su esposo Luis Carlos, de negros antecedentes en CAPUFE y en el IMSS, que es más que avara.

¿Y sabe por qué? Porque la señora alcaldesa quiere ahorrar todo el dinero que pueda, dicen sus malquerientes, para la campaña que viene. Lo que nadie asegura a ciencia cierta es si el dinero es para ella, en su reelección del próximo año con la que sueña, o en la de su amiga, Margarita Zavala de Calderón, quien ya tampoco quiere saber nada de la alcaldesa, al grado de no querer ya contestarle el teléfono.

Según Maki, cuando hay una llamada, en el tema de los bomberos o de Protección Civil, “nosotros recibimos esas llamadas y coadyuvamos”. Así se lo explicó a Ciro en la declaración. Pero lo que no dijo es que, en la realidad, y debido a su inacción en atender las llamadas de la sociedad, ya hay abiertas sendas carpetas de investigación en la Procuraduría General de Justicia del Estado, donde están investigando si lo que ella dice es cierto o no. http://www.eldiariodevictoria.com/2017/04/29/129099/

La chihuahuense ha dicho también, una y otra vez, que al no contar la ciudad con recursos, lo único que su administración puede hacer cuando vive este tipo de situaciones es alertar a la población, informar acerca de lo que pasando y evitar psicosis, pero los bomberos o elementos de tránsito no pueden presentarse a apagar incendios o retirar bloqueos porque son amenazados. ¿Entonces si o entonces no?

Asimismo, comentó que como municipio, “tenemos un fondo de seguridad que por medio de un convenio damos el 90 por ciento al Estado para el Mando Único y la verdad es que no contamos ni con un ‘chipote chillón’, y entonces sí estamos arriesgando, todos los días, todos los empleados y toda la ciudadanía, la vida en esta ciudad, y necesitamos ser focalizados, visualizados, que sepa el gobierno federal, que necesitamos toda la fuerza del Estado mexicano en esta ciudad que ya clama la paz”. http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=681345&idFC=2017

¿Y el 10 por ciento de ese fondo donde va a parar? Porque para no tener ni un chipote chillón está muy complicado. Aunque finalmente este es un tema que no debe preocuparle mucho a la señora alcaldesa, pues ella vive Mission, donde hay que decirlo claro, la calidad de los servicios no tienen nada que ver con los de la Ciudad que dice gobernar. Y cuando hay riesgo, la alcaldesa mejor no viene.

Por cierto, la alcaldesa Ortiz Domínguez, encabezó el pasado lunes 1 de mayo el desfile del Día del Trabajo acompañada por el secretario general de la Federación de Trabajadores de Reynosa, Reynaldo Garza Elizondo y cerca de 17 mil obreros, dice ella, aunque hay voces que aseguran que éstos no llegaron siquiera a los diez mil.

Maki expresó ahí su satisfacción porque la clase obrera se manifieste con libertad y que a pesar de los recientes hechos violentos salgan a la calle y coadyuven a la reconstrucción del tejido social. ¿Reconstrucción? ¿Cómo? ¿Cómo ella reconstruye y bachea las calles con caliche? Así tal vez si podría ser.

La marcha obrera en la que el contingente obrero expresó sus demandas reunió a la directiva de la CTM local y dirigentes de distintos sindicatos, además de funcionarios del Gobierno Municipal de Reynosa y a los miembros del Cabildo que acompañaron a la alcaldesa Maki Ortiz durante el desfile conmemorativo en honor de los trabajadores que dieron su vida en exigencia de sus derechos. Circunstancialmente, muchos de ellos priístas, lo que viene reiterando el mensaje que ha mandado Maki a la cúpula de su partido, prácticamente desde el inicio de su administración: la chihuahuense se ha entregado a los brazos del PRI, a pesar de que eso le va a costar mucho más que no ser candidata a la reelección en Reynosa el próximo 2018. http://www.horacero.com.mx/reynosa/encabeza-maki-desfile-con-lideres-y-cerca-de-17-mil-trabajadores/

Así, la historia de las traiciones de Maki es larga. Ha traicionado una y otra y otra vez: primero a su partido; después a sus correligionarios y ahora a los ciudadanos. Maki no debe de olvidar que quien traiciona una vez traiciona siempre. Y en su vida, la traición es una constante. Cosa nomás de analizarla.

PD. 1. Por cierto, ¿será verdad como se rumora que Alejandro Márquez, quien fungiera como efímero Secretario Particular del alcaldito de Reynosa, Hugo Ramírez Treviño le renunció al personaje ante la falta de cumplimiento de los compromisos económicos por parte de este grisaseo personaje reynosense? Y no es el único caso, porque como reguero de pólvora hay muchos otros que también están cansados de tantas promesas incumplidas por la Chihuahuense y su muchacho Huguito, así como del cambio de luces al estilo Chimoltrufia: en el Ayuntamiento de Reynosa, como dicen una cosa, dicen la otra.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

Compartir
Artículo anteriorEstrategia de paz
Artículo siguienteA sufrir…
¿Qué opinas?