Krauze 70 años: pensamiento libre vs. pensamiento histórico

0
69

INDICADOR POLÍTICO

Carlos Ramírez

Con la reedición agrupada de sus principales obras como escritor político –seis tomos en editorial Debate–, el historiador Enrique Krauze celebra sus setenta años de edad. En los últimos cuarenta y un años, desde 1976, Krauze logró configurar un pensamiento político no sólo independiente, sino de confrontación con el pensamiento histórico oficial.

El modelo de historiar de Krauze reveló el origen y funcionamiento del sistema político de México y, sobre todo, encaró el pensamiento histórico oficial como aparato ideológico del Estado priísta.

La obra de Krauze se localiza en un tiempo histórico-político:

1.- 1947: Krauze nació el año en que Daniel Cosío Villegas publicó en Cuadernos Americanos su multirreferido ensayo La crisis de México para señalar que la crisis era producto del olvido de la Revolución Mexicana. En 1947 ocurrió la reunión de los marxistas mexicanos –los leninistas y los priístas–.

2.- 1976: publicó su primer libro Caudillos culturales en la Revolución Mexicana; año de la confrontación ideológica del sistema con su propio espejo: la crisis del populismo echeverrista.

3.- 1982: su ensayo El timón y la tormenta consolidó una nueva forma de la crítica política histórica al poder institucional que había comenzado Octavio Paz con Posdata en 1970. El colapso de 1982 comenzó el desmoronamiento del edificio histórico del sistema priísta. “Fui el último presidente de la revolución”, diría López Portillo en Proceso.

4.- 1984: su ensayo Por una democracia sin adjetivos puso un nuevo punto de partida para el análisis político porque fijó el criterio de la democracia liberal como referencial del desarrollo político: pasar como España del régimen duro a la democracia. En 1982 los populistas habían sido relevados por los tecnócratas y en 1984 comenzó la liberalización del sistema electoral autoritario priísta.

5.- 1987: la colección Biografía del poder (1987) fue el gran esfuerzo del historiador para revisar la historia –de Díaz a Cárdenas– ya sin las responsabilidades… de la Historia (con mayúscula), justo el año de la ruptura al interior del PRI por la salida de Cuauhtémoc Cárdenas y el cardenismo del PRI: el PRI se quedó sin historia política.

6.- 1997: La presidencia imperial (1997) representó la reescritura de la historia política del sistema priísta sin la subordinación al pensamiento histórico oficial: los gobernantes del sistema priísta de 1940 a 1996 fueron analizados en sus contextos históricos no justificatorios… y estaban desnudos. En 1997 el PRI perdió la mayoría absoluta en el congreso y el PRD de expriístas poscardenistas le quitó el gobierno del DF, enfilando al PRI a la derrota presidencial del 2000.

7.- 2006: Para salir de Babel (2006) fue un ejercicio de reflexión política para crear los espacios públicos del debate ordenado. 2006 fue otra estación de la crisis: el fracaso de la alternancia de Vicente Fox, el desmoronamiento del PRI con Roberto Madrazo, el avance de López Obrador y la insurrección magisterial en Oaxaca.

8.- 2008: El poder y el delirio (2008) y Redentores (2011) alertaron las desviaciones democráticas con la amenaza populista, sobre todo por el fracaso de los responsables de los ideales democráticos, y reconocieron la responsabilidad de la idea liberal como dique de contención al futuro bonapartista que había advertido Marx en 1851 y 1852.

El pensamiento libre para confrontar al pensamiento histórico oficial abrió el camino para mirar al pasado como fue, con sus contradicciones, frustraciones y posibilidades, y no como el templo sistémico de justificaciones, fracasos y desilusiones.

-0-

Política para dummies: La política es la disputa entre el pensamiento del poder y el pensamiento de la libertad.

Sólo para sus ojos:
Los liberales estadunidenses acusan a los conservadores trumpistas de sectarios, pero la Universidad de Berkeley está llegando a la violencia física para impedir la pluralidad de las ideas cerrando espacios a los conservadores.

Y de los EE.UU. llegan ya datos que señalan que Hillary Clinton está perdiendo más seguidores con su nuevo libro justificatorio que culpa a todos menos a ella de la derrota. Y, como es obvio, nada dice de la corrupción de la Fundación Clinton en el tráfico de votos.

En pleno proceso de sucesión estatal de gobernador, Guanajuato se sigue descomponiendo por las acciones violentas del crimen organizado. El estado ya es una plaza, ante la pasividad de los gobiernos panistas. Lo grave es que los priístas, perredistas y morenistas no sólo carecen de alguna alternativa, sino que hay indicios de que militantes también han entrado en complicidades con los delincuentes.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

Compartir
Artículo anteriorEl grito…
Artículo siguienteGobiernos de Coalición
¿Qué opinas?