Indolentes…

0
56

Duele ver que este país para la gran mayoría de lospolíticos significa un botín, algo con lo que pueden jugar (acaso destruir) loque sea necesario con el afán de quedarse con la mayor tajada del pastelpresupuestal y de poder, tan es así que se burlan de los ciudadanos con todo elcinismo del mundo y sin piedad.

Ayer, por ejemplo, los medios de comunicación anunciaron aocho columnas que había una alerta migratoria para impedir que salieran delpaís los ex gobernadores Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington, y EugenioHernández Flores además de algunos familiares y colaboradores cercanos que lesacompañaron en sus respectivas administraciones.

Según los periódicos fue la PGR la que filtró un documentopara dar a conocer tal situación, y luego hablaban de un sinfín de delitos enlos que mezclaban a los políticos, familiares y amigos ya mencionados, desdelavado de dinero hasta complicidad con la delincuencia.

Obvio, más rápido que pronto salió Manuel Cavazos Lermadisfrazado de candidato al Senado, fundado en su chamarra roja, su sombrero ysus botas para decir que todo es guerra sucia, que quien nada debe nada teme,pero más para lamentar el trato político que se le da a dependencias que debenser serias en su actuar contra la delincuencia, ninguna otra idea de defensa,ninguna prueba en contra de lo publicado ya que, según dijo, sería caer enespeculaciones sobre las especulaciones.

¿Se puede defender a los ex gobernadores, meter las manos alfuego por sus familiares y amigos?, la respuesta es no, la infinidad de rumoresque existen en torno a sus figuras merece una explicación a la sociedad,transparentar las cosas y que una vez que sean investigados la PGR los acuseformalmente o les deslinde de cualquier responsabilidad para darle la confianzaque necesita la gente, algo así como practicarles sus pruebas de confianza,pues.

Por eso duele la torpeza de la Procuraduría General de laRepública, porque vacuna a los ex gobernadores, las evidencias son más claras aque se trata de un asunto político que de un trabajo real de investigación.

Por ejemplo, ¿quien podría tragarse el cuento que 15 añosdespués Manuel Cavazos Lerma es investigado por proteger y auspiciar ladelincuencia en su administración?, puede ser verdad o puede ser mentira lo quese diga, lo que no se puede concebir es que la PGR dijera después de tantosaños que casi es un hecho que el de las botas, el sombrero, y el cinto pitiado fueun delincuente.

Cierto, pudiera usted obviar los años cuatro años degobierno del ex presidente Zedillo argumentando que entre los priístas secobijaban con el mismo manto de corrupción, pero… ¿y los seis años que gobernóVicente Fox que prometió acabar con las víboras prietas y las tepocatas?, ¿ylos cinco años de Felipe Calderón en su lucha frontal contra la delincuencia?,una de dos, o son cómplices de los exmandatarios o de plano no encontraron comoprobar los delitos de los que ahora les acusan lo que puede evidenciar querealmente los priístas pudieran tener cierta inocencia.

Más aún, como podrá justificar una dependencia federal elque se haya filtrado un documento de esa envergadura, de plano no sirven paranada sus investigadores o lo hacen con la intención de obtener ganancia envotos y no con la idea de aplicar la ley, muchas sospechas en torno a todoello.

Le repito, harto complicado defender a los ex gobernadores,lo que se da a conocer en la nota que publico Reporte Índigo y luego todos los periódicosque se dicen nacionales es solo parte de la ola de rumores que circulan a losalrededores de cada uno de los ex mandatarios, pero no por ello se puede caeren la tentación de hacer un juicio sumario y declararlos culpables, hay quebuscar pruebas.

Lo triste, le repito, es que una situación de tipo judicial seallevada al terreno político donde solo se empantanaran las cosas o será fácilque la gente, de acuerdo a sus filias o sus fobias, crea que los acusados soninocentes o culpables sin mediar pruebas.

Más triste todavía sería que efectivamente la PGR tenga undocumento de ese tipo y lo filtrará con intención política en lugar de llevarloen investigación hasta sus últimas consecuencias para aplicar la ley.

En Tamaulipas hay muchos, miles que consideran culpables alos acusados, también hay miles que los creen víctimas de la guerra sucia,esto, si bien para fines políticos polariza y se gana para quien va endesventaja para fines prácticos solo significa otra vez dividir al país, otravez generar pleitos entre familias, otra vez ponerlo al borde del precipicio,del caos, y todo, por una autoridad indolente que prefiere irse a la pepena desufragios que aplicar la justicia para un pueblo que la reclama.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, tambiénel correo electrónico y la cuenta de Facebook a sus órdenes para lo que guste ymande… marcovazquez20001@hotmail.com

Compartir
Artículo anteriorAunque la Gente se Asombre
Artículo siguienteMichoacanazo huasteco
¿Qué opinas?