Hasta la madre…

0
67

El facebook y twitter son una especie de café, un sitio donde coinciden amigos con muy diferentes ideologías y posturas frente a un problema, pero con la coincidencia de que todos quieren opinar.

Como en cada charla hay temas en los cuales los puntos de vista convergen y rápidamente se difunden, el de la seguridad pública es uno de ellos, y la coincidencia es que todos los usuarios de las redes sociales (a excepción de las buenas lenguas que solo lo piensan) dicen que ya estamos hasta la madre de la situación que padecemos.

El caso es que ayer, con algo de preocupación, se leía el pensamiento del gobernador de Chihuahua , César Duarte, hablando de que “la seguridad no sea un tema electoral ni patrimonio de nadie”, desde luego una opinión desacertada porque lo que hoy demandamos los ciudadanos son posturas claras frente al problema, críticas al actual sistema, por qué, porque este es el espacio ideal para enriquecer proyectos, plantear programas para ir por una solución de fondo.

Es decir, estas campañas políticas se pueden tomar como si fueran un foro, o un taller, donde los ciudadanos se pongan a reflexionar sobre los problemas y la forma de solucionarlos, donde acusen, se defiendan, y puedan proponer todos los actores principales de las mismas.

A qué vamos, a que es mejor que el tema de la inseguridad se trate durante los procesos electorales, cuando se deben proponer soluciones para que el ciudadano sepa a que atenerse, cuando se puede ver lo bueno y lo malo de cada proyecto sin ningún riesgo, porque eso ayudará para que los siguientes gobernantes no lleguen en ceros sobre el tema.

Peor sería el asunto si en las campañas el tema se pasa por bobo, se queda en blanco, y durante los próximos seis años los políticos se la pasan discutiendo como ahora, peleando por presupuestos, acusando a los partidos políticos opositores de frenar sus estrategias, de echarles a perder sus reformas con el único afán de hacerlos quedar mal, es decir, lo que si sería dañino para este México es que el tema de inseguridad sea utilizado políticamente para golpear a un gobernante en lugar de trabajar todos juntos, o de buscar forzarlo a reaccionar.

Lo triste es que en este país así son las cosas, todos los partidos políticos se ponen de acuerdo y al final las campañas políticas se utilizan para promocionar a los más guapos, a las mujeres, la honestidad valiente, o al hombre desconocido con aspecto de intelectual pero no para confrontar proyectos, tampoco para ver las debilidades de los que presenta el contrario, mucho menos para alabar las cosas buenas del enemigo para tomarlas como propias en caso de triunfar.

La verdad es que urge en este país que el poder ejecutivo llegue a su puesto con una idea clara de lo que se quiere, con la intención de hacer coordinar esfuerzos entre los municipios, los Estados y la federación, que al gobierno ya no vayan unos y otros con ganas de estarse señalando como culpables de los problemas sino como participes de la solución de los mismos, como ocurrió (en la otra parte de lo que sucedió ayer) en Tampico, donde gobernadores se reunieron el secretario de gobernación para exponer necesidades, presentar proyectos, y ver como se siguen aumentando presupuestos, ahí Egidio Torre anunció que a Tamaulipas, por ejemplo, le llegaran más de 647 millones de pesos para esos menesteres, un 25 por ciento más de lo que se gasto el año pasado, y esos son avances que se logran solo cuando los poderosos se olvidan de sus siglas para quedarle bien al pueblo.

Los hechos dicen que el mal que se detalla en el rubro de seguridad pública es el mismo que se padece en el combate a la pobreza, y se parece también al que se sufre en el sistema educativo, se mezcla la política con los temas esenciales y al final no se avanza para ninguna parte.

Cierto, cierto, el twitter y el facebook se parecen mucho a un café o a la charla con los vecinos,  también en lo inservible de esos diálogos, según las estadísticas, quienes usan esos medios de comunicación son en su mayoría jóvenes, chavos que tienen su certeza de que la política esta podrida (con muchas razones, por cierto) y por lo tanto no participan en la misma, es su verdad y parece que nadie ha podido, o no quieren, sacarlos de ahí.

Por lo tanto, es urgente que se empiece a participar, que entre todos le digamos a los políticos que queremos escuchar, que es lo bueno de la propuesta de los de enfrente, que es lo débil que ellos presentan, y sobre todo, que podemos aportar, porque también, como la charla con los vecinos o los amigos, casi siempre se platica con sinceridad y la verdad, como dicen en el facebook y el twitter, es que ya estamos hasta la madre.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

¿Qué opinas?