ESTAN MATANDO LA DEMOCRACIA

0
163

         Los días pasan con tal lentitud que al Presidente Lipe Calderón le parecen eternos, tal vez por ello se desespera y viola la veda electoral con total impunidad, que hace ver con antelación, el fraude que está por venir.

        La estrategia política funciona cuando se sabe cerrar la pinza, así con puntualidad sale a la palestra el Presidente Fox, para considerar una marranada,  no su gobierno ni tampoco el actual, sino los acuerdos del IFE. Así colocada la cortina, el acercamiento con la IP resulta menos nota, pues no se puede publicitar tampoco el interés de los Estado Unidos por influir para que, desde Los Pinos, continué la derecha despachando y despachándose.

Cobra vigencia la frase acuñada por Porfirio Díaz; “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Hoy como nunca en la historia reciente de nuestra patria, se siente tanta injerencia externa en un proceso electoral. El riesgo es mucho, pero las reservas petroleras deben de ser mayores.

Es difícil de entender que un acuerdo de cooperación en la exploración del Golfo de México se tenga que firmar en Baja California, teniendo tanto litoral a su disposición por acá, porque si se le teme a Tamaulipas, bien se hubiera visto que fuera en Veracruz o en Campeche o en Tabasco, bueno hasta en Yucatán se hubiese visto menos mal.

Pero que nos importa el protocolo cuando el Presidente firma y su contraparte es una Secretaria de Estado norteamericana, ellos saben lo que hacen y nosotros sabemos aplaudir cuando vemos la nota en televisión nacional en horario triple A.

Lo verdaderamente preocupante es que un Senador gringo, el Republicano y ex candidato presidencial John Mc Cain, ponga en tela de juicio la voluntad de al menos “uno de los candidatos” presidenciales en nuestro país, para mantener la lucha anticrimen.

Pensar que una expresión de ese tamaño no influya mediáticamente en el ánimo electoral, es una aseveración que solo los creadores de la estrategia podrían sostener.

Y mientras eso sucede allá, la andanada mediática internacional sigue fluyendo. A veces las notas se queman primero del otro lado, con objeto de crear una autenticación efectiva, dado que el origen es externo, aunque la fuente sea local.

Y golpe tras golpe, se reproducen las mantas donde; se incriminan unos a sí mismos, se señalan asuntos de difícil comprobación, pero que ante la opinión pública, resultan verdades contundentes, que, por falta de materia gris de las víctimas, socaban cada día la credibilidad en el proceso que viene.

Con escenarios tan claros como el actual, no es muy difícil anticipar vísperas, la realidad que viene, se percibe en las ondas hertzianas de la mañana, se dibuja diariamente en los diarios nacionales y  se colorea por las noches en los noticieros de televisión.

Y así nos dormimos todos los días, sin percatarnos que, con mercadotecnia política desde el exterior, en este país, ESTAN MATANDO LA DEMOCRACIA.

 

 

¿Qué opinas?