Escondidos…

0
98

Este viernes es un día importante para el país, acaba la veda electoral para empezar con la lucha por el Congreso de la Unión pero más por la presidencia de la República, por el poder político que representa y los billones de pesos que tiene de presupuesto, sin lugar a dudas, es esto último lo que le preocupa a los dueños de los partidos y a quienes llevan de candidatos, más los que se sueñan despachando en cualquier oficina gubernamental del gobierno federal.

Es un viernes emblemático, mientras los políticos salieron muy de madrugada a la caza del poder la gran mayoría prepara sus vacaciones para ignorarlos y otra parte se sumerge en temas religiosos, en la festividad más importante que tienen los católicos y cristianos que es la Semana Santa, conmemorar que Jesús bajo a la tierra, se hizo hombre, vivió su pasión, muerte, y el día que la venció para subir al cielo ya resucitado.

Parecen temas demasiado viejos, desgastados por el tiempo, apabullados por la mercadotecnia en el caso de la política y la Semana Santa y aniquilado por la inseguridad el tema de las vacaciones, sin embargo hay que vivir, buscar las formas de sobrellevar la situación, y ver que tan inteligentes son los políticos para estar en el pensamiento de la gente.

Por lo pronto, este periodo de vacaciones sin duda será un duro golpe para el PAN, PANAL, PRD, y un poco menos para el PRI (que finalmente siempre es favorecido cuando hay abstencionismo), nadie querrá saber de ellos, unos por andar enfiestados los otros por tener algo “más importante” que hacer.

Es verdad que seguramente todos los partidos pensaron en ir a las playas, a los centros recreativos, a las mismas cercanías de las iglesias, sin embargo en esos lugares será poco el éxito y pudiera ser que incluso se ganen el rechazo de la población por sentir que le molestan en una temporada de asueto o importante.

Sin embargo los mexicanos tenemos un fuerte compromiso con el país, debemos ir analizando la situación, cada perfil, escoger entre el menos peor, con el voto decidir quien podrá ver no solo el destino de nosotros si no la educación, salud, seguridad, y empleo que podrían tener en un futuro nuestros hijos.

Parece a lo lejos que las cuatro opciones son malas, detrás de Peña Nieto se ve Carlos Salinas de Gortari, uno de los ex presidentes más nefastos del país, Josefina por si sola se descalifica, una ex Secretaria de Educación y una ex Secretaria de Desarrollo Social en los gobiernos del PAN, para desgracia de ella, los números son suficientes para darle una mala calificación porque México es el peor país en ambos rubros, tenemos el último lugar en lo educativo y podemos presumir a 52 millones de pobres, para concretar, más de la mitad de nuestra población batalla para comer bien.

El caso de Gabriel Quadri el ser representante de la voracidad de Elba Esther es motivo suficiente para no darle ningún voto de confianza, y López Obrador de plano sería regresar al viejo PRI, a ese de la corrupción, el que extorsionaba a empresarios y permitía que sus funcionarios favoritos se llenaran los bolsillos con fajos de billetes, el caso de Bejarano.

¿Qué nos queda?, ver quien trabaja, quien sale a la calle a pedir el voto, quien puede firmarnos sus compromisos, quien puede pintarnos una República en paz, generar el suficiente empleo, sacar de la pobreza a sus hijos desprotegidos, y con menos corrupción a la que hemos vivido estos últimos 83-84 años, los 72 del PRI y los que llevamos con el PAN.

Es sin duda, lo único que nos queda, confiar en que la gente que trabaja es por lo menos más honesta a la que se pretende ganar el voto a escondidas, y creer que los compromisos que se firmen se puedan cumplir.

Sería triste que en Tamaulipas pasará lo mismo que hace seis años cuando el PAN ganó cinco distritos electorales y las posiciones de Senadores de mayoría sin hacer campañas porque el resultado ahora lo vivimos, los Senadores del PAN no hicieron nada ni por su partido ni por los mexicanos y lo único que pueden presumir es que tienen las cuentas bancarias con muchos ceros, y los diputados salieron igual o peor, y mientras los tamaulipecos sufrimos de todos los males.

Hoy vemos en todos los partidos, además de los nefastos que usted conoce, personas que valen la pena, en el PRI la candidata al Senado Lupita Flores Valdez es una excelente opción, en el PAN su candidata Maki Ortiz trae lo suyo, en la izquierda algunos aspirantes a diputados merecen el voto, y de eso le hablo, de esas opciones hay que elegir a la que salga a la calle, la que pida el voto y pueda mirarle a los ojos, puede comprometerse, pueda garantizarle que cumplirá.

Es ahí donde el PAN va perdiendo hasta ahora, sus candidatos están escondidos, no quieren ganar ni un voto más mientras que los del PRI parecen creer que quien madruga Dios lo ayuda y se fueron a la calle al primer minuto del día.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook para lo que guste y mande…

marcovazquez20001@hotmail.com

¿Qué opinas?