El PRI sin candados…¿Suficiente para ganar?

0
42

Este sábado quedará confirmado, en el marco de la Asamblea Nacional del PRI, lo que desde ayer se resolvió en la mesa priísta que se realizó en Campeche: el PRI deja sin efecto los candados de diez años de carrera partidista para ser candidato, con lo cual cualquier ciudadano, respetando eso si los documentos básicos priístas, podrá ser ungido como candidato a la Presidencia de la República, y con lo cual la baraja de Enrique Peña Nieto rumo a la sucesión presidencial de 2018. Hasta el pasado lunes, con los candados, sólo Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray Caso estaban perfilados a la sucesión presidencial. Esta mañana, con las resoluciones de la mesa de Campeche, se suman, de la cuadra de Peña, Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación Pública; el Secretario de Salud, José Narro Céspedes; y el Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña.

Y digo que ellos pertenecen a la cuadra del Presidente Peña, que como gran elector en la sucesión tendrá derecho a señalar, aunque por fuera también hay muchos quienes tienen ganas de participar y que no son bien vistos por el gran elector: Ivonne Ortega Maldonado, ex Gobernadora de Yucatán, Manlio Fabio Beltrones Rivera, Ex Gobernador de Sonora y ex prácticamente todo; Enrique de la Madrid Cordero, actual Secretario de Turismo y quien para algunos analistas podría ser el caballo negro de la sucesión; y el actual Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas. La lista por supuesto no es limitativa y hay muchos otros tricolores cuyo corazón late y se acelera ante la sola posibilidad de ser candidato del PRI a la Presidencia de la República en la próxima elección del primero de julio del 2018.

El PRI, pues, de Enrique Ochoa Reza, el presidente menos político del partido en los últimos años, culminará su asamblea XXII sin candidato para las presidenciales de 2018, dejando que esa decisión quede en manos del Consejo Político Nacional, los 700 militantes priistas “más distinguidos”, que sesionará el próximo mes de noviembre. Sin embargo, hay voces que exigen que nombre del aspirante del PRI a la presidencia de la república sea el resultado de una consulta abierta a los casi ocho millones de militantes tricolores a lo largo y ancho del territorio mexicano. Y aunque la dirigencia de Ochoa Reza, léase Enrique Peña Nieto, no coincide con esta propuesta, prefiere que la candidatura sea producto de una combinación de varios métodos, entre los que se estarían convenciones de delegados y asambleas.

“Que no le quede duda a nadie, este partido político ganará la presidencia en 2018”, dijo triunfalista el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, tras la aprobación en Saltillo, Coahuila del predictamen de la Mesa Temática Nacional de Declaración de Principios.

Al referirse a la eliminación de los candados en el PRI, el expresidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, afirmó que un partido sin identidad puede ser un partido con candidatos que no lo representen; por eso, ahora el militante o simpatizante que aspire a un cargo de elección popular, está obligado a reconocer la declaración de principios y programa de acción del Tricolor.

El sonorense dijo que “sería enormemente incongruente haber hecho la Asamblea para poder modernizar nuestra declaración de principios, nuestro programa de acción, si cualquier candidato externo o simpatizante no se obligara a reconocerse en ellos mismos, a respetarlos y sobre todo a adoptarlos”, pero hizo notar que las reglas de la postulación de un aspirante se verán hasta que exista una convocatoria. Y con la eliminación de candados para la postulación de candidatos simpatizantes a la Presidencia, el PRI no dará una factura en blanco para que cualquiera busque la candidatura presidencial, porque habrá una mayor revisión de los aspirantes.

El representante del PRI ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Jorge Carlos Ramírez Marín precisó que tanto militantes como simpatizantes que busquen un cargo de elección popular por el tricolor tendrán que someterse a las nuevas reglas internas anticorrupción. El encargado de presidir los trabajos de la mesa de estatutos apuntó que los simpatizantes que busquen la candidatura presidencial en 2018 tendrán que acreditar una buena trayectoria y demostrar que son competitivos.

Por su parte, la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, aseguró que con las reformas aprobadas en la Mesa de Estatutos se genera un nuevo escenario de competencia, con piso parejo para externos y militantes a la candidatura presidencial. La única priista que ha declarado su interés en la candidatura presidencial del Revolucionario Institucional, reconoció avances importantes como el piso parejo a simpatizantes y militantes; eliminar los “Chapulines” legislativos y quitar requisitos de años de militancia para todos los cargos de representación popular. Luego de que no prosperó su propuesta que la Asamblea Nacional definiera la consulta a la militancia y simpatizantes como el único método para la selección del candidato presidencial, Ortega aclaró que seguirá impulsando esa necesidad en el Consejo Político.

Finalmente, el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, calificó como “positivo y sano” para el Partido Revolucionario Institucional, y para la democracia mexicana, la eliminación de candados en la selección del candidato priista para la Presidencia de la República. Y como no si este cambio estatutario en los documentos básicos del tricolor, le da la posibilidad de hacerse de la candidatura tricolor a la Presidencia de México.

¿Serán los que suenan? ¿Será una sorpresa? ¿Político o Tecnócrata? ¿Quizas ciudadano? Ya veremos. Se espera para noviembre próximo la nominación del abanderado priísta a la Presidencia.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

¿Qué opinas?