El mar anaranjado, no tiene pescadores

0
156

CUADRANTE POLITICO—————–
POR FERNANDO ACUÑA PIÑEIRO———–

Dicen que en el Mar Rojo, literalmente, se pueden pescar salmones de cola amarilla. En el mar anaranjado, (figura metafórica de la corrupción sexenal), a pesar de que hay enormes peces-rata de cola larga, sigue prevaleciendo la ausencia y el silencio.

Tranquilas, apacibles, viajeras y hasta románticas, las aguas del mar naranja, siguen siendo, las más seguras para todo tipo de fauna, en los litorales de Tamaulipas.

Digamos que es el paraíso de los peces bien forrados. Nadie los toca, pues en esta extraña franja del tiempo; en este edén del disimulo, donde sobresale el oleaje de la discreción y del silencio, seguimos en ayunas de capturas.

Aquí señores, extrañamente, no hay pescadores.

El mar anaranjado, surgido en la cronología política de Tamaulipas, es terrestre, y está delimitado por seis años de poder, que abarcan desde el 2011, hasta el 2016. Sus formas y su estilo, tuvieron como emblema, aquella corbata inalterable, patito feo entre la marabunta de prendas rojas, alineadas en el culto a la personalidad del Tlatoani mexiquense.

Lo cierto es que en estas aguas, hechas de dudas y decepciones sociales, sedimento propicio para el hartazgo ciudadano, abundan los peces gordos. Se les puede ver, mansos, domésticos, e imperturbables, nadando en la superficie de la desfachatez, bajo el vaivén de la impunidad.

Dicen que tienen más diversidad que los mares de Nueva Zelanda, y eso ya es mucho decir, pues las profundidades neozelandesas, abrigan más de quinientas especies. Por estos rumbos, se pasea ufano y alegre el célebre tiburón ballena, considerado como el pez más grande del mundo, con el dorso lleno de manchitas. Algunos expertos le atribuyen una longitud de hasta 18 metros.

Este rey de la selva oceánica, es totalmente tranquilo. Se alimenta de plancton y otras delicias vegetales, ricas en sales minerales, generadas bajo los efectos de una poesía viviente: los efectos de la luz, en el vientre azuloso del epicentro marino.

En las profundidades del mar naranja, también hay riquezas abundantes: verdaderos tesoros, que serían la envidia del más ambicioso de los piratas: mansiones de más de 340 millones, constructoras, alcaldías, contratismos, enjuagues. Y sobre todo peces enormes, ignorados por el arpón de las auditorías.

¿Para que andar buscando peces flacos en otras partes..? ¿Qué caso tiene sacar charales sancarlenses que están muy lejos de nutrir la credibilidad de los ciudadanos?
La buena pesca está en otra parte.

¿Qué extraña substancia habrá liberado este golfo trotamundos de aguas Sampetrinas, para que ni los anzuelos más pequeños, se atrevan e meterse en sus sobrepobladas aguas…?

Los pulpos se defienden liberando abundante tinta….pero hay otros que sueltan poder y muchos millones, para blindarse contra el dueño de la red.

A más de un año de que el gran buque azul zarpó, es hora que el mar Egidista sigue guardando historias inconfesables, escritas por abajo del agua. Todo el mundo lo sabe. Hasta la vox populi, conoce ya, las hazañas del mayor saqueo, en las arcas públicas del estado.

Es un auténtico santuario de peces gordos.

Pero, insólitamente, el mar naranja, sigue sin pescadores.

————CHUCHIN GANA 14 MILLONES DE PREDIAL, Y PONE EN RIESGO TRES AÑOS DE REELECCION–

El Tesorero municipal Alfredo García, acaba de decir que con el aumento al predial, recaudarán 14 millones de pesos más. Sí, pero llegado el momento de la reelección de Chuchin, esos 14 millones, podrían tener una respuesta devastadora, en el puntual castigo del voto ciudadano.

O sea, el changarro de Chuchín, podría estar cambiando pesos, a cambio de sacrificar tres años más de poder.
¿Será inteligente dicha medida..?

Habrá que verlo en su momento.

¿Qué opinas?