El grito…

0
53

CENA DE NEGROS
Marco A. Vázquez

Hay estilos para ejercer el poder y en Tamaulipas hemos tenido de todos, desde aquellos gobernantes que con botellas de cognac, whisky y tequila, aderezados con puros traídos de La Habana, celebraron el llamado Grito de Independencia poniéndose hasta las chanclas en los patios de palacio de gobierno hasta aquel al que le gustaba bailar y prefería a las jovencitas presentes para zapatear en la plaza.

Generalmente al pueblo siempre le hicieron tener expectativas de que la noche del 15 de septiembre podría divertirse con el grupo o cantante de moda aunque al final, la mayoría de las veces, mu ni a eso llegaron los gobiernos.

Obvio que siempre ha sido y será, la noche mexicana del 15 de septiembre, una fiesta bastante concurrida, al pueblo le gusta la fiesta, divertirse y del 2010 para acá pareciera que esas son de las contadas las ocasiones en las que se ha podido.

Claro es que si han existido fiestas mexicanas, lo posterior a la ceremonia oficial de El Grito, que el pueblo las ha agradecido porque pudo disfrutar a cantantes o grupos que de otra manera solo podrían haberlos visto en fotos o por la televisión.

Igual hubo varios años en que el gobierno puso todo su empeño en la pirotecnia, en los espectáculos de luces y sonidos manejados magistralmente y que dejaron la sensación a los presentes de que por fin habían disfrutado de un show de primera, pero, le insisto, han sido contadas, muy contadas.

De las ceremonias protocolarias poco se puede decir, prácticamente es un ritual similar con la diferencia de que a algunos se les ha olvidado el nombre de los héroes, otros los han mezclado y no han faltado los que han sido traicionados por los nervios y la voz les ha jugado una mala pasada con gritos arruinados por voces temblorinas o con carraspera.

Pero, le decía, hemos tenido de todos los estilos de ejercer el poder, el año pasado, por ejemplo, Egidio Torre Cantú después de la ceremonia protocolaria, junto con la clase gobernante, decidió encerrarse en la llamada Casa de Gobierno a degustar finos platillos con la voz de fondo, y en vivo, de Francisco Céspedes, lo hizo en lo que fue su última y sui generis noche mexicana.

Obvio que Francisco Céspedes es uno de los mejores cantantes, sin temor a equivocarnos es de clase mundial, y quizá por eso la cúpula del gobierno, con Egidio al frente, creyó que solo ellos podían merecerlo, que sería pecado presentarlo con el pueblo en la plaza.

El recuerdo viene a colación porque este año, este 15 de septiembre por la noche, el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca anunció lo que será su primera ceremonia de El Grito y otra vez viene Francisco Céspedes pero con una enorme diferencia, esta vez la presentación será en la plaza Juárez a donde también acudirán David Olivares, Los Primos Mx y otros cantantes, en resumen, habrá espectáculo de primer nivel, con pirotecnia, noche mexicana, y todo lo que debe merecer cualquier capital de un Estado que se diga pujante, avanzado y con ganas de mostrarse al mundo.

Pero no solo eso, el evento se planea hacer lo más popular posible al grado que el gobierno acordó con los concesionarios del transporte que todas las rutas estarán operando normalmente hasta la 1 de la mañana, con vigilancia de las corporaciones policíacas, para que la gente no batalle en llegar y retirarse en forma segura a sus hogares.

Por lo pronto ya se distribuyen las recomendaciones para la gente que acudirá, no solo a la ceremonia en Ciudad Victoria sino en los 43 municipios del Estado, entre otras cosas evitar llevar objetos punzocortantes, sombrillas, envases de vidrio, aerosoles, bebidas embriagantes, juegos pirotécnicos, así como ubicar puestos de atención médica y protección civil, mismos que serán dispuestos estratégicamente en cada lugar.

En el caso de Victoria se recomienda llegar temprano porque la vigilancia estará de acuerdo a las circunstancias por lo que los asistentes podrán acceder a la plaza Juárez únicamente a través de 4 puntos: los cruces de las calles 17 y 13 a la altura de Hidalgo, también los cruces de las calles 15 y 16 a la altura de Matamoros.

Fuentes de palacio de gobierno dieron a conocer que la instrucción fue que en todos los municipios las ceremonias de El Grito fueran vigiladas fuertemente y que se cumpliera dando un buen espectáculo a la gente y garantizar que en todos hubiera paz y diversión.

Hoy, por lo menos los habitantes de la capital de Tamaulipas, tendremos la garantía de que el trato en la ceremonia y posterior a la misma será de primera, El Grito no será como en los años que se fueron cuando a la gente de a pie solo se le presentaron espectáculos que no siempre fueron buenos o, peor aún, siempre fueron de muy diferente calidad a los que la clase pudiente disfrutó en lo privado y, eso sí, pagándolos también con el dinero del pueblo.

@CENADeNegros1 le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

¿Qué opinas?