El erróneo concepto de las compras públicas                        

0
56

CLAROSCURO
  
Alejandro de Anda
 
“No hace falta un gobierno que sea perfecto; se necesita uno que sea práctico” Aristóteles.

LO CLARO: A los humanos, nos es indispensable controlar las condiciones del entorno en que vivimos. Plagas, virus que se escapan –aún- a los controles de la ciencia, deberán en el corto tiempo ser medidos y ‘estabulados’ para proteger la vida del hombre sobre el planeta.

Así, acciones concretas como el vigilar y fiscalizar los efectos de bacterias, virus y plagas que habitan en los cuerpos de agua donde se llevan a cabo actividades comerciales como la pesca en materia alimentaria, son determinantes para la academia y la investigación.

La acuacultura es importante motivo de análisis. 

La Universidad Autónoma de Tamaulipas en los acuerdos binacionales en la materia (Comisión Binacional de Salud Fronteriza México-USA) y en estudios específicos, han podido identificar efectos parasitarios en peces que se cultiva su reproducción en granjas y son afectados por crematodos, sanguijuelas y otras especies genotóxicas que manifiestan la contaminación de ríos y lagunas e inhiben el crecimiento de las especies que benefician a la población. 

El control y cuidado de lo que nos es inherente, es responsabilidad no solo de los gobiernos. Es investigación pertinente que compete a todos.
La calidad del agua es de observancia no solo al consumo humano. 

LO OSCURO: Cheque esto.

¿Es bueno el tema nacional al que se da en nombrar ‘compras consolidadas’?

Este beneficio significa que las entidades gubernamentales, presenten ahorros sustantivos en las necesidades particulares de su ejercicio. Como las adquisiciones de medicina, de lápices, vehículos, despensas, en fin. 

Sí; la percepción resulta harto benéfica: sólo el IMSS resalta ahorros en 3 años de hacer estas operaciones, por 14 mil 214 mdp. Los gobiernos de 18 estados, 1 mil 878 mdp en el mismo periodo. Está suave, ¿no cree? Promover la transparencia, fomentar los ahorros y la eficiencia en el gasto.
¡Pues no es cierto!

La función de cualquier gobierno del mundo, es el reparto igualitario de la riqueza. Fomentar la educación, procurar la salud y establecer acciones sociales orientadas a erradicar la pobreza. Punto. 

No es su encargo el crear empleos, generar riqueza ni mucho menos ahorros (eso es aplicable a las empresas). Antes al contrario, estimular a sus gobernados a procurar el desarrollo en su entorno, apoyado por las políticas públicas.

En otras palabras, acercar las condicionantes que detonen el crecimiento.

Si bien es cierto que la historia documenta las malversaciones por colusión entre gobernantes y gobernados, también lo es que hemos puesto otros candados que debieran evitar lo sucedido. 

Pero al gobierno le debiera importar un comino el ahorrar 1 mil 878 mdp en tres años, o 15 mil en el mismo tiempo, sumando al IMSS.

¿Por qué? Porque la botica popular de la esquina, el taller mecánico de cada pueblo, la papelería de cada comunidad contribuye en su pequeña proporción
al gasto público con los impuestos que genera y las fuentes de empleo que sostiene y que son despreciados gracias a esta consolidación.

El gran total que significan las compras de los gobiernos municipales, estatales y federal en el impacto económico de la nación, representan el 15 por ciento del PIB nacional.

Y sólo el gasto de ambas cámaras de representantes (diputados y senadores) le significan a la nación, según estudio realizado por el Programa de la ONU para el Desarrollo y la Unión Interparlamentaria la friolera de 1 mil 116 millones de dólares por año; para 500 diputados y 128 senadores.

No mencionaremos las erogaciones que significan las campañas políticas y los partidos, por respeto al lector.

¿Para eso es el ahorro? ¡Sean serios! 

Algunos estados han dado marcha atrás en la medida de austeridad que significan las compras consolidadas. Es preferible incentivar a las pequeñas compras que permitan apoyar a las economías locales, que beneficiar a grandes corporativos nacionales –y mundiales- que se llevarán la ganancia a otros lados- y esa… no es la función de los gobiernos. 

Además, no vemos por ningún lado en dónde se han aplicado esos ahorros.
COLOFÓN: Deje usted fuera de todo orden, la adjudicación y puesta en marcha de la línea 12 del transporte de la CDMX; esa… ‘je cueje aparte’

 alejandrodeanda@hotmail.com
@deandaalejandro

¿Qué opinas?