Ej un complótito

0
137

SENCLLITO

Por ALBERTO RODRIGUEZ ROMERO

Aunque parezca por el título, ahora no nos referiremos al ex priísta tabasqueño, sino a su “mini me”, al que sólo él tiene la razón y los demás están equivocados.

Ricardo Anaya Cortez estuvo en la mañana en el programa de Carlos Loret de Mola para hablar sobre un tema principal, hasta dónde le afecta la salida de Margarita Zavala a él y al PAN. Se pasó casi 20 minutos de entrevista en cadena nacional, de los cuales, utilizó tres para defenderse de los ataques de El Universal y 17 para denunciar que la salida de Margarita Zavala beneficia al PRI y a su amigo José Antonio Meade, a quien destapó como virtual candidato a la presidencia de la República.

De hecho casi al final de la entrevista, le dijo Loret de Mola que el PRI y Enrique Ochoa deberían de estar agradecidos con la publicidad que les dio el líder del PAN.

Hasta aquí todo normal, un Anaya obcecado, necio y soberbio, pelando los dientes a Margarita, a Cordero, a Gil Zuarth y a todos los que le dieron la espalda, a los que llamó a los amigos de Meade.

Hasta ahí puede tener algo de razón, en política las alianzas son cruciales cuando no se tiene el poder, lo que no entiende es que no son las alianzas que él quiere, sino la que debían convenir a todo el partido.

Señala como excusa los tiempos electorales, cuando hay acuerdos todo se plancha, y aunque Margarita siempre estuvo arriba en las preferencias electorales de los blanquiazules, en las encuestas privadas, en las del gobierno y en las del PAN, se aferra a ser candidato.

Margarita con su salida está logrando dos cosas, la primera, aunque en decisión presidencial el electorado se ha mostrado misógino, está levantando la mano y con una buena proyección de trato social directo va a subir, la segunda, que su esposo se mantenga al margen, que él trate los amarres directos con sus seguidores, que deje a Margarita buscar los suyos propios.

Claro que va a subir en su nivel de preferencia como independiente, hasta donde sería temerario decirlo, pero si tendrá impacto, y en caso de otorgar su apoyo a Meade como posible aspirante, se concretará lo que Anaya tanto ha temido: ¡Ej un complótito!

¿Qué opinas?