De platos y bocas

0
48

El proceso electoral en marcha acumula al menos tres casos de candidatos a legisladores que han perdido la nominación por mala conducta.

El más reciente es FRANCISCO MORENO, diputado federal oriundo de Morelos, abogado cuarentón con trayectoria importante en dependencias como SHCP, BANOBRAS, PROFEPA y el IMSS, amen de su desempeño como secretario particular de LEONARDO RODRÍGUEZ ALCAINE en el sindicato de electricistas y su paralela militancia en la CNC.

Difícil saber si la afición de FRANCISCO al lenguaje florido le viene del llano morelense o bien encuentra su raíz en el vocabulario cenecista o acaso sea influencia de su mentor RODRÍGUEZ ALCAINE.

El hombre perdió la postulación a senador por un exabrupto cometido en San Lázaro el pasado jueves 15 de marzo durante la comparecencia de SERGIO HIDALGO, director del ISSSTE.

Mire nomás la estupidez que dijo en tribuna:

-“No hay caballo fino que no tire a mula, ni mujer bonita que no llegue a ser meretriz ni hombre bueno que no tire a penco.”

Y todo eso para decirle al señor HIDALGO que en lugar de hombre bueno (de bondad) fuera buen director (de eficiencia).

Sus compañeras de todos los partidos tomaron nota puntual y al día siguiente (viernes 16) subieron a la tribuna para acusar a MORENO de misógino, exigiéndole retirar sus palabras.

La bronca no paró ahí. El sábado 17, los medios electrónicos anunciaban que el CEN priísta decidía retirarle la candidatura por considerar su intervención “ofensiva a la dignidad de la mujer”.

Oiga usted, así de sensibles andan las damas hoy día. Lo curioso es que la jerga del morelense no es muy distinta al lenguaje que acostumbra el ex-gobernador y candidato a senador MANUEL CAVAZOS. Veremos si las tamaulipecas reaccionan igual.

Otra nominación fallida ocurre en Monterrey donde el alcalde FERNANDO LARRAZÁBAL perdió su curul plurinominal tras un largo forcejeo con el CEN panista.

Ello ante una opinión pública regia que consideraba inmerecido ese cargo “de regalo” pues al encabezar la lista, su llegada al Congreso sería “en automático”, sin campaña.

Debe ser difícil para una cultura urbana tan orgullosa de sí misma como es la regiomontana (y donde la palabra “fuereño” es casi un insulto) haber sido gobernada por este oaxaqueño de piel olivácea, mirada oscura y prosperidad súbita.

El ingeniero LARRAZABAL fue director del CAPFCE, titular de obras públicas y presidente municipal en San Nicolás de los Garza, antes de convertirse en alcalde de Monterrey.

Su exitosa carrera sufrió un descalabro el pasado 25 de agosto tras el atentado a un negocio de juegos, el CASINO ROYALE, donde murieron 52 personas.

Videos publicados mostraban a su hermano JONAS LARRAZABAL cobrando cuota a diversos casinos.

Se pensaba que la carrera de FERNANDO habría terminado. No fue así, su amistad con ERNESTO CORDERO permitió a LARRY ganchar la nominación a diputado federal.

Hubo protestas al interior del PAN y, al final, el asunto quedó en empate técnico: no iría por “pluri” sino por mayoría. Debe hacer campaña.

Un tercer caso es el del joven perredista ETHAN PEÑA, candidato a diputado federal por Michoacán, cuyo debut en la opinión pública parece drama de un solo acto.

No bien había asomado su rostro en FACEBOOK cargando una metralleta UZI y amenazando con palabras soeces a un enemigo cercano, cuando el mundo se le vino encima.

Rápido en el control de daños, el líder nacional CHUCHO ZAMBRANO le quitó a ETHAN prácticamente todo de un jalón: candidatura, membresía partidista y su empleo en el comité estatal del PRD.

El chico se fue dejando un rastro de dudas:

¿Cómo, siendo un novato, consiguió una candidatura plurinominal a legislador federal?, ¿Quién lo apoyó para ser líder juvenil del Sol Azteca y asistente cercano de la cúpula perredista en Michoacán?, ¿A quien amenazaba con esas palabras altisonantes y por qué?, ¿De donde sacó la UZI?, ¿Que lo hizo cerrar su cuenta de FACEBOOK y desaparecer sin dar la cara?

Al tiempo todo, por lo pronto el silencio.

 

lopezarriaga21@prodigy.net.mx

¿Qué opinas?