Cuidado, una traición puede torcer candidaturas

0
80

C R O N I C A S P O L I T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI)— La violencia no menguó en la capital del crimen ni con fiestas patrias, pues hubo más ejecuciones en diferentes sectores a pesar de que se cerró a la circulación de vehículos el centro de ciudad Victoria y se intensificó la vigilancia policiaca.

El gobierno municipal desquició el movimiento vehicular en la zona centro al bloquear con barreras metálicas toda la avenida Madero (calle 17) y las calles circundantes del palacio de gobierno, hasta la calle 14.

Un establecimiento comercial establecido a una cuadra de la Rectoría de la UAT y del palacio federal, fue atacado y las redes sociales informaban de que un joven quedó muerto en la banqueta, en tanto que una muchacha fue llevada herida al hospital.

Los automovilistas y dueños de negocios del sector centro despotricaron contra funcionarios municipales, por haber tendido un cerco perimetral que desquició las actividades y que ellos justificaron con motivos de seguridad.

Desde temprana hora se instalaron en las calles desiertas, puestos de venta de comida rápida, banderas y otras mercancías alusivas a la guerra de independencia. Por la noche habría El Grito, por primera vez proferido por un Gobernador que no es del PRI.

No hubo información de si ofrecerían una cena de gala posterior a los invitados del licenciado Francisco García Cabeza de Vaca, suspendida en la Ciudad de México por el Presidente Enrique Peña Nieto, con el pretexto de los daños del sismo en la zona sur del país.

De hecho, el gobierno de Tamaulipas no ha anunciado alguna medida de ayuda para los damnificados de Oaxaca y Chiapas. El mandatario estatal de Jalisco donó para ellos la mitad de una quincena de sueldo.

A nivel nacional, el presidente de MORENA y pre-candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, promoverá que el consejo general apruebe que donen a los hermanos en desgracia, el 20 por ciento de sus prerrogativas, que suman millones de pesos.

Otra secuela de la nota roja tamaulipeca, es que las autoridades federales desmantelaron en Xicoténcatl un narco-campamento lleno de armas largas, vehículos y droga. No hubo detenidos.

Se trata de una zona donde dominan Los Trucos desde hace muchos años, especialmente en materia política. Son los dueños del lugar.

Redes sociales comentaron de otros episodios de violencia en Tamatán y por el rumbo de la carretera a Zaragoza, pero no hubo confirmación oficial.

El Norte, por su parte, informó de la ejecución de dos jóvenes de Apodaca, Nuevo León, ocurrida en Reynosa.

A propósito de Reynosa, funcionarios estatales están desplegando allí un intenso activismo político con pretexto del tejido social. El secretario técnico del gobierno, Víctor Sáenz Martínez, y el titular de SEDESOL estatal, Gerardo Peña Flores, han recorrido todas las redacciones de periódicos, portales noticiosos y estaciones de radio y TV, para hacerse entrevistar. Por separado.

Ayer, Javier Garza de Coss, que se sigue ostentando como representantes del gobierno del Estado pese a que Víctor Sáenz recibió recientemente la misma encomienda, en voz de Cabeza de Vaca, planteó ante el Cabildo de Reynosa en pleno, un proyecto que, dijo, es de reconstrucción del tejido social.

No hay tal Plan Reynosa entendido como algo específico, diferente, especial, separado. Vaya, con recursos propios, presupuesto adicional, un gasto complementario.

Es sólo un recuento de acciones del gobierno del Estado para aplicarse en Reynosa, por parte de las dependencias oficiales, igual que lo tiene dispuesto para el resto de los municipios. Habilitación de escuelas, por ejemplo.

Es una patraña con intención de agandalle político. No es casualidad que transcurrió un año desde la instalación del gobierno estatal, panista, que sea ahora cuando los funcionarios llegan con propaganda de salvadores, justo cuando arranca el proceso electoral.

Por supuesto, el Cabildo de Reynosa y su titular Maki Ortiz Domínguez, escucharon con atención y respeto toda la información del señor Garza de Coss y hasta agradecieron que se preocupen por participar en las tareas municipales de atención a las carencias y necesidades de la ciudad.

Por cierto, Maki Ortiz Domínguez agradeció la generosa respuesta de los habitantes de Reynosa, al pedido de donar ayuda para los damnificados de Oaxaca, en centros de acopio que el Ayuntamiento instaló en diferentes sectores de la ciudad.

La presidente municipal de Reynosa hizo una propia aportación lo mismo que los funcionarios del Ayuntamiento, que será canalizada hacia la zona siniestrada, por los conductos adecuados.

El activismo político también empieza a advertirse dentro del PRI pues las legiones de aspirantes a una candidatura asoman las narices mediante diferentes pretextos, contextos, excusas y motivos.

Hasta Baltazar Hinojosa Ochoa vuelve a pisar escenarios locales, luego de una prolongada ausencia que hizo imposible conocer su versión de la derrota que sacó al PRI del palacio de gobierno, el año anterior.

Algunos analistas calientan motores para adivinar mediante interesantes ejercicios de imaginación, cuáles serán los actores que tendrán en sus manos el palomeo de las candidaturas y hasta otean en busca de los nombres de quienes serán beneficiados.

Nosotros tenemos una opinión. Egidio Torre Cantú es el peor Gobernador en toda la historia de Tamaulipas. Fue ineficiente y corrupto, dicho por el propio Gobernador panista y todos sus colaboradores, en diferentes tribunas y en diferentes fechas.

Llegó por accidente al poder y le quedó grande el cargo, rodeándose de colaboradores mediocres como él, que le ayudaron a hacer de Tamaulipas una zona de desastre.

Egidio vio con suficiente anticipación, que el PRI y su candidato a Gobernador Baltazar Hinojosa Ochoa, serían derrumbados por los vientos del cambio, y no tuvo escrúpulos en repetir una constante de toda su vida: la traición.

Torre Cantú y su asociado Guillermo Martínez García, armaron un entramado para fingir apoyo al PRI y establecer una relación de sociedad con Francisco García Cabeza de Vaca, mucho antes de que empezaran las campañas electorales.

Llegados los tiempos, Egidio dejó hacer, dejó pasar, y el PAN ganó la gubernatura, el control del Congreso local y la mayoría de los Ayuntamientos. Ha transcurrido un año desde la toma de posesión, pero el ex mandatario no ha sido requerido por el poder judicial o el poder legislativo, como si tuviera un manto protector indestructible.

Torre no está preso como Javier Duarte, o prófugo como César Duarte, de Chihuahua. Vive en una mega-mansión en Nuevo León y sigue tirando de los hilos políticos del tricolor tamaulipeco, como les consta a los miembros del consejo político estatal del PRI.

Repitió Egidio su deporte favorito de la traición, pues ayudó a instalar una nueva mesa directiva afín al gobierno de los vientos del cambio. Esto lo saben con certeza los que conocieron de cerca la operación conjunta, simultánea, paralela, que hicieron Torre y su gente, con funcionarios gubernamentales, de nivel sub-secretaría.

Por ese antecedente, algunos observadores temen que Egidio Torre Cantú reciba como premio a su traición, una senaduría o cuando menos, una diputación federal, en el entendido de que tendrán ellos margen de maniobra para designar candidatos. Ellos son Egidio y sus amigos azules.

Ahora bien, ya se sabe que las designaciones de candidatos al Senado se resuelven en la Ciudad de México, aunque obra la circunstancia de que Tamaulipas no tiene un Gobernador del PRI, que proponga, defienda, insista y venza.

Las traiciones se dan igualmente a nivel nacional. Roberto Gil Zuarth, el jefe político, el hacedor del Gobernador Cabeza de Vaca, tiene en las manos muchas monedas de cambio y cheques en blanco para volver a favorecer En la Ciudad de México a su pupilo tamaulipeco.

Cerramos el tema por hoy, con una pregunta cándida e ingenua: ¿Sergio Guajardo Maldonado tendrá la facultad, autoridad, potestad, atribución, de preparar un listado de aspirantes a Senadores y diputados federales?

Cumplieron años los periodistas Jorga Alberto Pérez González, Optimus, de Matamoros, y Juan Gilberto Banda Reyes, de Reynosa.

¿Qué opinas?