Como dijo el Piporro, Tanteyensen, …

0
55

VIDA DIARIA
ROSA ELENA GONZALEZ

Como dijera EULALIO GONZALEZ, “El Piporro”, tanteyensen, tanteyensen, pos estos, apenas les dicen mi alma y ya quieren que les pongan casa aparte, la frase viene a colación porque aplica bastante bien a muchos personajes aprendices de políticos que creen que por estar en un puesto público y entregar apoyos oficiales ya tienen derecho a ser candidatos a alcaldes, Diputados o Gobernadores.

No señores, el derecho se gana con trabajo, responsabilidad, compromiso social, que forme un capital político bien cimentado, mismo que no se adquiere de la noche a la mañana como tampoco se adquiere el carisma, sensibilidad y tener una imagen vendible como para que el pueblo les compre fácilmente y sea garantía de triunfo para un partido político.

Tampoco se tiene derecho a ser candidato solo porque se piensa que su progenitora le puede heredar conocimiento y liderazgo, lo que natura no da el tiempo no cumple.

Lo malo es que en estos tiempos electorales a medida que se acerca la fecha en que los partidos políticos tienen que definir posturas y ver con que cartas jugaran en las próximas elecciones, donde estará en disputa la gubernatura, alcaldías y diputaciones, aparecen más acelerados, lo peor es que todos creen tener derecho de participar aunque unos solo hayan llegado a la política porque fueron producto de una negociación, no de capacidad o por convicción.

Ejemplos sobran, no nos alcanzaría el espacio para mencionar ni siquiera la mitad de los personajes que encajan en la descripción anterior, los hay en todos los partidos políticos y se dejan ver a lo largo y ancho del territorio tamaulipeco, tan solo basta entrar a las redes sociales para encontrarse fotografías de ellos muy sonrientes abrazados de gente del pueblo y campesinos que en otros tiempos ni siquiera volteaban a ver y hoy hasta les llaman amigos y dicen sentir sus necesidades y tener sus mismas aficiones, que locura.

Por cierto, allá en Reynosa la que anda muy activa es la ex Diputada federal, AMIRA GOMEZ TUEMME, pero no solo se mueve en su terruño, igual se deja ver por la capital tamaulipeca y el Distrito Federal, es obvio que ya no le interesa ser alcaldesa pero quiere ayudar a sembrar para que uno de su descendencia en sin futuro pueda cosechar.

AMIRA tiene excelente amistad con el líder nacional del PRI, MANLIO FABIO BELTRONES, aun recordamos aquel informe de actividades de GOMEZ TIEMME como Senadora realizado en el teatro Amalia G. de Castillo León que más bien parecía destape de BELTRONES RIVERA, quizá a eso le apueste que algo pueda lograr,

Es obvio que ella, AMIRA, siempre se ha manifestado a favor de BELTRONES razón por la que espera ahora tener premio a su disciplina Beltronista y quizá pronto encuentre acomodo en el plano tricolor nacional, pero eso no quita que quiera dejar bien acomodada su descendencia en Tamaulipas, lo malo es que no les enseño la tierra labrar por lo tanto no saben cómo sembrar, mientras aprende el muchacho en la cola se debe formar, de lo contrario Reynosa lo va a rechazar y los priistas lo pueden lamentar.

Para cuanto le alcanzara a la reynosense, quien sabe, que sea amiga incondicional de BELTRONES no hará que los habitantes de la joya de la corona electoral, de Reynosa, se volqueen a favor del proyecto que ella quiere impulsar, hay más políticos, con verdadero arrastre popular y ganas de servir a su pueblo.

Los partidos requieren ganar elecciones, de ahí que tienen que elegir a sus mejores mujeres y hombres, no se trata solo de cumplir caprichos sino de que elijan buenos candidatos, que les garanticen triunfos.

Todas las elecciones tienen su grado de dificultan, pero la que se llevara a cabo en el 2016 no será un día de campo, difícil será que pueda ganar los que apenas quieren sembrar, para cosechar triunfos se requiere de políticos verdaderos, no aprendices.

Si los partidos quieren ganar deben de postular a personajes que tengan un real contacto con el pueblo, que trabajaron cerquita de la gente e invirtieron tiempo y dinero propio para posicionarse, esos son los que merecen y garantizan triunfos, el resto, como dijera el Piporro, tantéense…

¿Qué opinas?