Amor de tres semanas…

0
111

Recién empezaba la legislatura hubo pronostico de que el Congreso sería un infierno, una olla de grillos, cada uno de los panistas abonando a su causa y desestabilizando y destruyendo todo lo que tuvieran a la mira con el objetivo de hacer crecer a los suyos.

Así, se esperaba que el grupo Matamoros impulsara los deseos presupuestales y de poder de la alcaldesa Lety Salazar, que le ayudarán a llevar dinero a las arcas municipales para que pudiera impulsar sus proyectos de trabajo y, desde luego, de ahí rasguñar para subir en el rating del pueblo para saciar sus apetitos personales de ser gobernadora de Tamaulipas.

En el caso de los diputados de Nuevo Laredo se tenía la misma idea, acaso con mayores expectativas porque había ganado el privilegio de coordinar la bancada, tienen más peso político y más dinero para promocionar su proyecto que se llama Carlitos Cantú Rosas.

Las expectativas de desastre para la bancada tricolor eran altas, más porque se veía una legislatura panista sólida, con un Francisco Garza de Coss en su papel de resignado a jugar un papel menos protagónico y más sumado al trabajo de los neolaredense, y los seguidores de Francisco García Cabeza de Vaca agazapados, esperando una mejor oportunidad.

Paso una semana y la solidez azul subía de tono, dos y no se veía grieta alguna, pero basto que se empezaran a repartir las comisiones en el Congreso para que legisladores azules empezaran a preguntarse por qué el coordinador permitió ser avasallado, o por qué a unos les entregó mejor raja del pastel que a otros.

La tercera semana, esta que va corriendo, fue la estocada final para la bancada del PAN, cuando el Congreso hizo la repartición de los representantes ante las Comisiones de Agua Potable y Alcantarillado, hubo desacuerdos muy marcados, incluso su coordinador, Enrique Rivas Cuellar llamó traidor y entregado a los intereses del PRI y su mayoría a su compañero José Salvador Rosas Quintanilla quien aceptó ser suplente en la representación de la Comapa Nuevo Laredo.

El enojo del coordinador de los diputados del PAN es que quieren la Comapa de Nuevo Laredo y la de Matamoros sin que haya nadie en medio, quieren despacharse con la cuchara grande y no desean que los diputados del PRI sean los representantes ante esos organismos.

Desde luego, la autonomía municipal debe permitir a los alcaldes de dichos lugares manejar las Comapa´s de acuerdo a los intereses del pueblo que les voto, pero no significa que puedan gastarse el dinero que de ellas obtendrán como les venga en gana.

Lo ideal, en ese sentido, sería que en los municipios gobernados por priístas los representantes sean de otros partidos para hacer contrapesos en los Consejos pero no que le hagan caso al diputado del PAN que solo desea tener más dinero para saciar apetitos de partido o de grupo.

Sea lo que haya sido, quedo claro que el dinero de las Comisiones de Agua Potable debe ser bien administrado y no utilizarse como una caja chica para satisfacer a los presidentes municipales en turno.

Más aún, ya pasaron los tiempos en que estos organismos eran de donde se obtenía el dinero para financiar aspiraciones políticas, es decir, no se debe permitir, por ningún motivo, que estén en manos de un solo partido.

Igualmente quedo claro que esta bancada del PAN será tan endeble como la anterior donde cada diputado acarreaba agua para su propio molino, no se entendían entre ellos, nadie seguía instrucciones de su coordinadora Beatriz Collado.

Lástima, ahora es cuando el pueblo los necesitaba, cuando Tamaulipas requería de verdaderos legisladores que trabajaran por nosotros, a estos azules ya se les acabó la emoción o mostraron el cobre, quizá, y como lo dijo un amigo, cuando llegaron parecían niños que reciben el regalo de Santa y lo quieren traer para todos lados y siempre juegan con el, y a las dos o tres semanas ya no se acuerdan, y si, a las tres semanas se les acabó el gusto a los diputados del PAN… y la unidad.

Por cierto… el coordinador de los diputados del PAN, Rivas Cuellas, también se fue duro contra el coordinador de los diputados del PRI a quien acusó que quiere todos los espacios de poder aunque no mereció siquiera una respuesta.

En cosas buenas que ocurrieron en la legislatura, los muchachitos al mando de Ramiro Ramos Salinas eligieron esta semana para capacitar a presidentes municipales y tesoreros sobre la forma como se fiscalizan los recursos a fin de que no se digan los sorprendidos si se detectan anomalías pero también de cómo deben hacer sus leyes de ingresos a fin de que se hagan de recursos propios.

También dentro de lo bueno apunte que los diputados del PAN protestaron contra el alza del IVA en la frontera.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

¿Qué opinas?