pegasso

AL VUELO-Ballena

Por Pegaso

Desde acá arriba, sentado en mi nubecilla viajera me puse a observar las acciones que realizan elementos de la Policía Estatal contra los casinos de juego que se supone son una de las fuentes de financiamiento de la delincuencia organizada.

Decomisaron unas 716 maquinitas tragamonedas y colocaron los sellos de clausura en los accesos a tales instalaciones que se ubican en colonias como Las Fuentes, la Rodríguez y la Zona Rosa.

Hay llanto entre las viejillas viciosas de ambos lados de la frontera, quienes gustaban de perder su dinero jalando la palanquita de la máquina hasta que se les cansaban los brazos o jugar al bingo.

Ahora tendrán que someterse a un tratamiento para curarse de su ludopatía o bien, irse a Monterrey o a las Vegas para seguir con su adicción.

Pero no es de eso de lo que les quiero hablar hoy.

Resulta que una amiga psicóloga, Rossy Malerva, recibió en su consultorio dos casos de muchachos que habían caído en el peligroso juego de la “Ballena Azul”.

No me dijo el nombre de los jóvenes por celo profesional, pero el primer caso es el de una jovencita de familia acomodada, residente de la colonia Petrolera que empezó con sus “retos” desde finales del año pasado y cayó en crisis en el mes de abril.

Gracias a la enérgica intervención de sus padres pudo ser rescatada, pero estuvo a punto de llegar al reto número 50 que consiste en subir a un edificio alto y tirarse de cabeza.

Fuera de que los fanáticos religiosos consideran este juego como inspirado por el diablo, la “Ballena Azul” surgió de la mente de un jovenzuelo desquiciado de nombre Philip Budeikin, de 21 años de edad, de nacionalidad rusa.

Es aterrador darse cuenta cómo la chaviza empieza a tener roles protagónicos, pero en términos negativos.

Es como si Darth Vader de repente se les apareciera y los empujara hacia el lado obscuro de La Fuerza.

¿Qué obliga a un chamaco a aceptar retos tan estúpidos?¿Por qué accede a causarse lesiones permanentes, tanto corporales como psicológicas?

La mayoría de los chavos y chavas que caen en tales disparates lo hacen empujados por su propia introyección, su propia timidez, su deseo de ser aceptados por el resto de sus amigos, de ser admirados.

De esa forma se van alejando de la vida sana, de la convivencia útil y se pierden en los laberintos de las redes sociales donde hay mentes enfermizas que están a la espera de incautos.

El otro caso que atendió la psicóloga es de un estudiante del CET 71, de 15 años. El chaval estuvo a punto de caer en el juego debido a que padece de un transtorno depresivo, con tendencia hacia el suicidio, pero tuvo el tino y el coraje de contarle a su madre, una trabajadora de la maquila, lo que había visto en una red social.

Poco faltó para que cayera en las garras de esos delincuentes que operan en forma anónima, a pesar de que lo amenazaron para que cumpliera con sus “retos” y se convirtiera en una “ballena”.

A nivel mundial, el suicidio de unos 130 adolescentes puso en estado de alerta a las autoridades.

En México se tienen registros de casos en varios Estados de la República, pero hasta ahora no se conocía uno solo en Tamaulipas.

Rossy Malerva dijo que hará una rueda de prensa para dar a conocer los dos que llegaron a su consultorio y advertir al resto de la población para que supervisen las actividades de sus hijos en las redes sociales.

-Mira, Pegaso,-me dijo ayer. Llegaron a mi consultorio estos dos casos. Quiero hacer una rueda de prensa para darlos a conocer.

Me ofrecí a ayudarla a organizar la conferencia de prensa, misma que deberá realizarse esta misma semana.

De momento sólo se me ocurre dirigirme a todos aquellos administradores de redes sociales que promueven el reto de la “Ballena Azul” y otros juegos igualmente estúpidos, como el “Cubetazo de Agua Helada”, “La Legión Holk” y otros muchos mamotretos que pululan en Internet.

Si alguno de ellos me está leyendo, le propongo varios ingeniosos retos que están más cool que andar induciendo a los chavos a tirarse de un edificio:

-Reto 1: Ir al Océano Pacífico, buscar una ballena, la más grande posible, e introducírsela por el trasero. Tiene que tomar una foto para enviarla a ésta columna como prueba del reto cumplido.

-Reto 2: Levantarse a las 4:20 de la mañana y recorrer las calles de la colonia Las Cumbres o Vista Hermosa con un letrero colgado donde ofenda a algún jefe mafioso.

-Reto 3: Dar un discurso en una plaza pública donde se exalten las virtudes y se alabe la forma de gobernar de Peña Nieto.

-Reto 4: Tomarse un garrafón completo de agua de la COMAPA.

-Reto 5: Sentarse en la televisión todo el día viendo los programas de Telerisa y Tele Aztuerca.

-Reto 6: Dibujarse la figura de una ballena en los ojos con una navaja de rasurar.

En los siguientes 43 días deberán cumplir con otros bonitos juegos que les voy a sugerir.

El reto número 50 será que se suban a un avión de Viva Aerobús y se avienten de cabeza sin paracaídas.

A este divertido y didáctico juego le pondré el nombre de “La Ballena Fiuchecita”.

Vámonos con el refrán estilo Pegaso: “¿Pretendes obtener una cantidad extra, o prefieres que te prepare un embrión de ave cocinado con aceite?”. (¿Quieres más, o te guiso un huevo?).

Noticias Relacionadas

Deja un comentario